Tuesday, October 16, 2012

India (2010), parte5: Goa

TEXT AVAILABLE ALSO IN ENGLISH

POST DOSTĘPNY TAKŻE PO POLSKU


El camino de Mumbai a Goa es un camino del dolor. El autobús debía salir a la madrugada, pero un hombre en una choza en el paso a desnivel habrá equivocado algo, porque subimos a las 6. Pensamos ya en renunciar. Nuestra alegría no dura mucho. En vez de 8 horas pasamos en este autobús todo el día. Vamos por una ruta indirecta. Por eso podemos admirar desde la ventana docenas de ciudades y pueblos. İQue hermosa es la India! Filas con el conductor no dan nada. Sacude la cabeza, es su ruta y basta.



Hambrientos, sucios y en mal humor llegamos por la noche a Panajim, la ciudad más importante del estado de Goa. Por supuesto inmediatamente nos acercan conductores de rikshaws y taxistas. Intentamos regatear pero no conseguimos nada. Es difícil encontrar un albergo por aquí, son ya las diez. Conseguimos llamar a un hotel en la „nuestra” playa. Nos van a recibir no importa a que hora horas llegaremos. En fin y al cabo, resignados, cogemos un taxi. Conseguimos bajar el precio, quizá sólo porque todos los otros ya se fueron y el taxista sabe que si no nos tomará, volverá a casa sin nada
 Tarda una hora y media, nos preguntamos si no nos va a dejar en alguna parte en un bosque. No hay gente en la calle, todo el mundo es oscuro... Finalmente llegamos a Palolem. Un chico del hotel nos está esperando. Es un lugar en el centro, una habitación con aire condicionado, el balcón da en platanos y palmas. İComo si fueramos en el paraíso! Todos los nervios nos dejan ¿Podemos comer also a esta hora? No hay ningún problema – en la playa hay un restaurante abierto 24/7. Me gusta mucho Goa!

Pasamos una semana en este lugar paradisiaco. El mar turqueso, el sol caluroso, el aire fresco. Todo está muy cerca. Las palmas sobre la cabeza van a salir bien en las fotos. Nos acercan unas mujeres quienes quieren hacerse amigas con nosotros sólo para vendernos pulseras, collares y muchas otras cosas. En principio es divertido. No voy a comprar nada, y puedo practicar un idioma. Están sorprendidas, raras veces un extranjero aprende hindi, y yo aprendí más que „namaste” („buenos días” o „adiós”).
A veces nos acompañan unos perros. Tranquilos, pacíificamente orientados, muy delgados, esperan de encontrar algo para comer. Por la tarde junto a los veraneantes se acostan vacas ubicuas. Tal vista no extraña a nadie en la India. Las vacas no las hay sólo en las calles grandes de Delhi y Mumbai, y si una aparece por allí se la trae de inmediato fuera la ciudad. Generalmente las vacas son inofensivas. A menos que no entren en las vías en la estación ferroviaria y no quieran irse. No se las puede perseguir, pues el tren tiene que esperar.

Por la tarde los veraneantes están acompañados por vacas ubicuas
Todos los días en la playa, las noches en un bar bebiendo cerveza y otras bebidas – baratas. Podría llamar a mi jere para que me dé unos días libres más… Pero cambiar de billetes de avión costará demasiado…

Vale la pena saber

Para un turista Goa es una franja costera con unas playas paradisiacas. Sin embargo cada vez más son como discotecas grandes al abierto. Es cada vez más difícil encontrar un lugar tranquilo. Es mejor venir aquí al inicio de la temporada.
Minibuses son la mejor manera de viajar en Goa. Se paran por todas partes, donde uno quiera subir o salir. Se puede tomar un taxi o motocicleta con un conductor. Cerca de cada playa hay siempre un montón de los jóvenes que ofrecen taxi-motocicleta.
Si uno quiera visitar algún sitio en Goa – por ejemplo Old Goa, lleno de las iglesias viejas construidas por los portugueses en los tiempos cuando era su colonia – no es tan fácil. Hay que alquilar un taxi por todo el día. Los autobuses son baratos pero muy lentos, arrastran como una babosa, carreteras están en muy mal estado. En adición uno puede freirse en este sol.
Donde hay turistas, hay negocio. Cerca de casi todas las playas en este estado surgen hoteles, pensiones, restaurantes y bares. Algo bueno para todo el mundo: pizza, pasta, dhali, mariscos y todo lo que quieras. Cerveza y otras bebidas en abundancia. Puedes hacer una excursión en el océano, para ver délfines (no esperéis mucho), bucear o hacer docenas de otras cosas.

Todas las cosas buenas llegan a su fin. Rápidamente se termina el Goa paradisiaco. Es el tempo para ponerse de nuevo en un camino. El míercoles, 27 de octubre, por la tarde, tenemos un expreso desde Margao a Mumbai (billete: aproximadamente 800 INR, clase 3A). Teóricamente es una clase mejor que un sleeping regular, te dan una sabana (¿es gris o me parace?) y mantas. Un sleeping era más interesante. La gente aquí es un poco diferente, se sonríe menos. Está frío. Esta clase tiene aire condicionado, y si hay aire condicionado en la India por supuesto será puesto a la máxima y no se lo puede reducir.


Share:

0 komentarze:

Post a Comment