Tuesday, October 16, 2012

India (2010), parte4: Orccha

TEXT AVAILABLE ALSO IN ENGLISH

POST DOSTĘPNY TAKŻE PO POLSKU


Pasaje en tuk-tuk de Jhansi a Orcha (45 minutos) aproximadamente 200 INR. Conseguimos regatear para 400 INR por mediodía. Nuestro guía nos conduce por todas partes, nos muestra las cosas que vale la pena visitar, aconseja donde ir para tomar un buen café (café regular india tiene sabor del café achicoria con mucha leche y azúcar) y no intenta traernos a una tienda de sus amigos. Si alguien quisiera ahorrar dinero, entre Jhansi y Orcha van autobuses, pero pasan muy lentamente.
Monumentos de Orcha están dispersos en una vasta área. Se puede visitarlos a pie, pero si alguien tiene en su disposición un tuk-tuk, ¿por qué caminar en el polvo y el calor? Después haber visitado algunos conjuntos decidimos que es suficiente. (Los templos y palacios, o mejor dicho lo que ha quedado de ellos, se pueden visitar diario de 9 a 17; entradas se pagan por separado; nosotros pagamos 260 INR por cinco.







A la estación tomamos el baño, en las condiciones más mejores que en Mumbai o Delhi. La estación en Jhansi nos dio la mejor impresión de todas las otras.
Por la tarde nos pusimos de nuevo en camino. Será nuestra primera noche… en el tren. Somos un poco excitados. Después haber leído todas esas cosas en los guías, no tenemos muchas ganas de dormir. Desde Jhansi salimos puntualmente (19.58, billete: 195 INR). No está mal, no hay cucarachas de los cuales nos asustaron nuestros amigos. La gente es muy amable. O, un chico se sienta junto a mí para hacer una foto conmigo. ¿Qué va? Me siento como un mono en el zoo. Con el tiempo nos acostumbramos a esto, al fin y al cabo la gente blanca no viaja a menudo en “sleeping”, o en tren „sin-clase”. Los turistas suelen elegir primera o segunda clase con aire condicionado, o en último caso - tercera.

Tenemos puestos para dormir sobre los estantes más elevados, dicen que son los mejores. La noche pasa tranquilamente. El aire es fresco, no hay vidrios en las ventanas (sólo bares), así que es ventoso. Sólo hay que tener cuidado de estos ventiladores colgados bajo techo, para no golpearlos con la cabeza.
Toda la mañana charlamos con dos maestros, muy interesados como se vive en Polonia. Generalmente la gente es simpática, le interesa todo. Te atrapa en un tren, en un café o simplemente en la calle. Te pregunta cómo te llamas, de dónde eres, si te gusta aquí y de muchas otras cosas. Creo que la mayoría de ellos son simplemente curiosos cuando ven un extranjero. Pero a vecez es muy difícil diferenciar un transeúnte desinteresado de un tramposo.
Estudiantes indios durante la excursión en el conjunto de templos en Orcha
Orcha es una destinación muy popular para muchos recién casados
En mediodía llegamos a Aurangabad. Cuando esperamos una conexión, tratamos de ir a ver la ciudad y comer algo. Es imposible. ¿Ha alguien puesto aquí un sartén grande? ¿No han visto jamás la gente blanca por aquí? Tiraron a nosotros en tal manera que teníamos que retirarnos. Comimos en un bar en la estación.
A Mumbai llegamos a las 22. No hay gente en la calle, todo oscuro... ¿Es este veramente una ciudad de negocios? Buscamos un taxi, ya que a las tres, de los alrededores del parque Bolivari, que nos parece lejos, tenemos un bus a Goa...

Share:

0 komentarze:

Post a Comment