Tuesday, July 31, 2012

India (2010), parte1: Nueva Delhi

TEXT AVAILABLE ALSO IN ENGLISH

TEKSTY DOSTĘPNY TAKŻE PO POLSKU


No me recuerdo cual de mis amigos llegó a la idea de viajar a la India. Es importante ahora? Leí algunos guías, docenas de libros sobre viajes, religión y la vida cotidiana en ese país, leí los blogs y foros. Desde hace tiempo estaba estudiando el idioma hindi (es mi hobby). Armados con este conocimiento fuimos con unos amigos a lo desconocido.

Sábado, 16 octubre, viajamos de Cracovia a Varsovia. No queremos correr el riesgo de llegar con retraso en el tren por la mañana (la compañía ferroviaria polaca no vale la confianza). Vamos a pasar una noche a nuestro amigo Wojtek quien invitó a la cena a su amigo que… acabó de regresar de la India. Otra vez repasamos todo lo que hemos aprendido... El siguiente mañana partimos a Moscú. Tenemos que esperar alrededor de 5 horas para el otro vuelo, a Nueva Delhi. El aeropuerto Sheremétievo es grande pero no hay mucho por hacer aquí. Cajeros automáticos no funcionan, intercambios automáticos de dinero tampoco... Aceptan tarjetas de crédito en un solo local. Es realmente un aeropuerto internacional? Queramos o no, pedimos pasta, un café horrible, creo que el más caro en mi vida.

Quizas algo para leer? No, en absoluto! Los periódicos y libros sólo en ruso, y como comprarlos si por toda parte quieren efectivo. Pero si quisieramos comprar alcohol o perfumes no habría problema – se puede pagar con tarjeta...

Por fin subimos al avion, limpio y cómodo, pero por qué las azafatas no se sonríen. En los monitores sobre nuestras cabezas podemos mirar la ruta por la cual volamos. Oh, acabamos de dar una vuelta. Las mantas agradables al tacto, la comida sabrosa. Tiempo para dormir. Mañana será un día diffícil ya que tendremos que acostumbrarnos a time lag, es decir la diferencia de tiempo, 5,5 horas. No es tanto pero seguramente va a tocarnos.
No hay vuelos directos de Polonia a la India. Algunas compañías ofrecen conexiones más o menos cómodas. En el otoño los más baratos billetes hubo en Finnair (via Helsinki) y Aeroflot (via Moscú).

NEW DELHI

En Delhi aterrizamos 18 octubre (lunes) justo antes de las seis de la mañana. La ciudad es un verdadero gigante, con más de 15 milliones de habitantes. 20 veces más de Cracovia donde vivimos. Se lo puede ver cuando uno tiene que subir al metro, quiere decir forzarse dentro del coche, o hacer compras en un mercado. Pistón es un eufemismo. Nunca he sido tan aplastado.

Una de las más importantes atracciones de New Delhi, Fuerte Rojo
El aeropuerto Indira Gandhi International está situado unos 20 kilómetros del centro, es muy moderno, las alfombras rojas y tal cosas. Pasamos por sucesivas puntos de control. Va rápidamente. (En el avión las azafatas reparten las fichas de la llegada, así podemos ahorrar tiempo.= Tenemos ya visas (184 PLN) que hemos comprado en la Embajada de la República India en Varsovia. (Ahora el procedimiento es diferente: www.blsindiavisa-poland.com/content.php?pid=MTQ)
Buscamos un punto de pre-paid taxi de estado. Qué es? Se paga de antemano y se presenta el recibo al conductor al tiempo de llegar al puesto. En el aeropuerto en Delhi hay que presentar el recibo immediatamente para que el taxi pueda partir.
Al pre-paid nos dicen el precio más alto por la mitad de la que pagó un amigo de Wojtek. – Los precios han subido – explican. De hecho el campeonato de Commonwealth acabó de terminar, pero esto es demasiado! Sospechamos que demandan más de lo que vale. Vamos a otra taquilla. Allí los precios están aún más altos. Salimos del edificio. Immediatamente nos apegan batidores, conductores de rikshas, taxistas y Diós sólo sabe quien más. Sacudimos las cabezas y disparamos en todas direcciones con la velocidad de la ametralladora „thank you” o „dhanyavad” („gracias” en hindi).
Después de una breve discusión acercamos al punto pre-paid enfrente del aeropuerto y pagamos 320 INR. Anteriormente lo consiguieron hacer unos cuantos indios que se han empujado delante de mí. (En unos días yo también voy a ser capaz de empujarme en la cola como ellos). Al centro llegamos en una media hora ya que no hay mucho tráfico.
No nos decidimos a ir en el autobús porque todos los guías y foros observaban que so viajan llenos de gente, no son cómodos y tardan mucho. Si alguien quiere, he aquí información de 2010:
*EATS (Ex Servicemans Airlink Transport Service), hay paradas cerca de los hoteles y los puntos destacados de la ciudad; billete: 50 INR + 25 INR por maleta; paradas: Cashmere Gate, Connaught Place, Delhi Train Station; salen cada hora, 24 horas, según los vuelos.
*DTC sale del Terminal 2; va al centro; sale cada hora; billette: 50/25 INR.

Transporte público

En New Delhi hay unas estaciones de trenes. La más importante es New Delhi, donde llega la mayoría de los trenes, 10 minutos de marcha del principal centro comercial Connaught Place, enfrente de Paharganj. La estación Delhi Main está en el barrio viejo, cerca de Red Fort (Fuerte Rojo). De otra más, Nizamuddin, parten algunos trenes a Agra.
Todos nuestros trenes salieron de New Delhi, por eso no tuvimos problemas con las mochilas. Sí, sí, mochilas. Mejor no tomar las maletas con ruedas porque fuera de Delhi y Mumbai no hay por donde tirarlas. Además las calles están llenas de basura y otras cosas las que nos voy a nombrar.
Los autobuses a larga distancia salen de la estación Inter-State Bus Terminus al lado de Cashmere Gate, norte de Delhi Main, de la estación Sarai Kale Khan al lado de Nizamuddin Railway Station y de Anand Vihar en East Delhi. No sé cómo funciona porque solamente hemos usado trenes.
Por la ciudad se puede viajar en taxis, tuk-tuks (rikshas hechas de las motocicletas) o rikshas regulares. Hay también el metro, abierto hace unos años. Se puede leer todo en Internet: www.delhimetrorail.com. Hay también un plano para descargar e imprimir. Para viajar hay que comprar un toque o una carta racargable. Hay que saber que el metro no es para visitarlo o para pasar el tiempo libre. El tiempo entre entrada y salida en la misma estación no puede sobrepasar 20 minutos, o 80 minutos en el caso de las estaciones diferentes. Recuerda: en las horas punta hay enorme cantidades de gente que quiera viajar. Para salir hay que pensar en ello dos-tres paradas de antemano. Hay que tener cuidado para que la muchedumbre no te empujara dentro del coche.

Vale la pena saber

La Oficina de Información Turística se encuentra en la calle Janpath no. 88, cerca de Connaught Place (lunes-viernes 9-18, sábado 9-14). El personal es agradable pero no muy útil. Ojo! Hay muchas oficinas privadas en la ciudad pero es mejor evitarlas porque son de hecho agencias de viajes que ofrecen viajes costosos.
Hay muchas páginas web, blogs y foros que vale la pena leer antes del viaje.

Alojamiento y comida
En Delhi hay muchas lugares donde dormir y comer para todos los bolsillos. Turistas “budget” eligen más a menudo Paharganj Baazar, en frente de la estación de trenes. Aunque algunos guías aconsejan que no sea el mejor lugar, no ha sucedido nada mal a nosotros. Dormimos en un albergo en la calle principal, no hubo necesario entrar en callejones oscuros. Creo que es mejor mantenerse alejado de ellos, tienen aspecto muy terrible. Gracias a eso no podemos contar historias sobre ratones o cucarachas corríendo por la habitacion (hay quienes lo cuentan). Sólo una vez vimos una cucharacha pequeña en la cama, gran cosa!
Dormimos en Hari Piorko, más o menos en el medio de la calle principal de Paharganj. Su caractéristica es un gran acuario en la entrada. Hay también acuarios en la mayoría de las habitaciones. Es un poco caro pero bien situado, servicio bueno, con un restaurante en el techo (gran selección de platos), gran supermercado al lado con productos cosméticos, recuerdos y varias otras cosas. Estaban preparando una piscina en el techo; es posible que los precios subieran.

Paharganj Bazaar - aquí se aloja la moyoría de los turistas
No voy a escribir mucho sobre la comida. En mi opinión es muy sabrosa, contiene muchas especias y es bastante picante (guías dicen que es difícil comerla, exageran). Hay que recordar que las normas de higiene en los locales son radicalmente diferentes que en Polonia (u otros países europeos). Si alguien complace mucho, no tendrá donde comer. Los indios comen con las manos, de hecho con su mano derecha (la izquierda es impura porque sirve para unos actos en servicios). No es de extrañar. Yo también aprendí a comer con la mano. Al principio los indios me miraban irónicamente como si sobreactuara, pero fue mejor así cuando no hubo ninguna garantía en cuanto a la limpieza de las cucharas, tenedores y cuchillos. Por otro lado, estuve cierto en cuanto a la limpieza de mis manos, especialmente haberlas lavado antes de la comida (cada lugar tiene agua para hacerlo).
Los guías advierten contra tomar agua del grifo. No lo hagas de ninguna manera. Cuidado con las bebidas con cubitos de hielo – es mejor evitarlos, suelen estar preparados del agua de grifo que contiene muchos orgamismos, incluso ameba. Es mejor evitar verduras y frutas lavadas en el agua de grifo, pueden contener muchas bacterias. El problema es que en la India la flora bacteriana es diferente de la de Europa, nuestros estómagos no son acostumbrados a ella y pueden caer enfermos. A nosotros no ha ocurrido nada malo (ní la diarrea del viajero), pero un amigo que viajaba por la India anteriormente tuvo que ir al médico y estuvo enfermo por dos semanas, después de comer frutas en el mercado. La regla más importante: el sentido común.

Compras
El principal centro comercial es Connaught Place, aunque los precios están más altos que en otras partes. Hay muchos bancos con cajeros automáticos pero no es cierto de que retires dinero. Nosotros sucedimos al tercero cajero.
En el centro de la plaza hay un gran mercado, parcialmente bajo tierra. Se puede encontrar aquí montones de ropa, pero hay que regatear los precios. Si alguien quiere 500 rupias, sugiere 100 (en la moneda polaca es 7 PLN, menos que 2€). Puede ser que por una camiseta que vale 200 rupias quieren 2000. Entonces es mejor reírse en voz alta e irse. Dentro de un minuto van a correr para tí y pedir otro precio, más bajo. Sorry, es lo que me enseñaron. Al comienzo es un poco irritante pero uno puede acostumbrarse. Llamamos-lo por su nombre: no es regatear pero tirar de los turistas. Pensarán los vendedores que cada turista tiene un banco en su bolsillo?
En la calle Janpath, cerca de Connaught Place, hay establos comerciales y un mercado tibetano, y por otro lado de la calle - enorme Central Cottage Industries Emporium con rica selección de artesanía.
La ropa es cara allí y parece haber estado hecha en los años sesenta, pero hay muchos recuerdos y preciosas cosas pequeñas. Sin embargo no nos impresionaba mucho. Compramos solamente dos corbatas preciosas y el libro biógrafico sobre Gandhi. El lado positivo es que los precios son fijos y no hay que pensar todo el tiempo cuánto vale en realidad una cosa que quieras comprar.
Además, todos los barrios tienes sus mercados donde se puede comprar cada tipo de cosas.

Trenes en la India
Se puede prenotar billetes por todos los trenes, excepto regulares, de segunda clase. El sistema de clases es un poco complicado al principio.

Los mejores puestos para dormir en los trenes son estos de arriba.
Recomiendo un sleeping regular
Los horarios están publicados en el librito „Trains at a glance”. Es disponible para descargar en Internet. Todos los horarios en el sitio web están actualizados, los precios también.
Antes de comprar un billete en la estación hay que averiguar todo sobre el tren (ruta, número, horas etc.) y llenar una ficha (los extanjeros escriben el número del pasaporte en „Concession Travel Authority Number”). Con esta ficha vamos a la taquilla y compramos el billete. Como más de mil milliones de personas viajan, a menudo es necesario hacer la cola – primero a obtener información para la ficha y después – por un billete. No es raro que un vendedor o una vendedora en la taquilla rechaza unas y otras fichas diciendo que no hay más billetes.
Por eso, si es posible, trate de comprar billetes antes del viaje. Vas a ahorrar mucho tiempo y nervios. En Internet: elige un billete de „general quota”. „Taktal quota” es una pequeña cantidad para reservar no más de 48 horas antes de la partida del tren (no cuentés mucho en esto, desaparecen muy prontito). Después del pago espera un momento para un e-mail con los detalles de la reservación y un billete para imprimir.
De Polonia no se puede comprar los billetes directamente en el sitio web de los Ferroviarios Indios, pero sí se puede hacerlo en el sitio de una agencia privada.
Horarios y reservación: www.indianrail.gov.in; compra (agencia privada): www.irctc.co.in
Si alguien no quiere prenotar billetes dfe antemano, puede usar Foreign Tourist Bureau. Además de billetes regulares, tienen cuantos billetes para los extranjeros. Se los puede comprar en el último momento. En Delhi hay una oficina en la primera planta de la estación New Delhi (lunes-sábado 7.30-17). El personal es muy simpático y útil. Ojo! Ten cuidado de la gente que quisiera mandarte en otra dirección. Son embusteros! En Foreign Tourist Bureau se paga en efectivo, en dólares americanos o funtas esterlinas. Tales oficinas están sólo en las más grandes ciudades (además de Delhi, hay por seguro en Mumbai y Agra), pero disponen de unas pequeñas cantidades de billetes y solamente para algunas rutas.
La India es 10 veces más grande de Polonia. Distancias son enormes. Si alguien no quiere pasar mitad de sus vacaciones en el tren, que limite el número de los lugares visitados. A menos que use los vuelos domésticos, pero no son tan baratos como parece.
No te preocupes de hambre o sed en el treno. En cada estación aparecen muchos vendedores. También hay el servicio propio en los trenes.

Voy a describir los lugares visitados en Delhi en otro post. Al principio pasamos solamente un día aquí. Habrá tiempo para visitar (y compras) al final de nuestras vacaciones cuando volvamos a la capital.

Share:

0 komentarze:

Post a Comment