Wednesday, October 12, 2011

Marruecos (2007), parte 4: El-Yadida, Rabat, Tánger

POST DOSTĘPNY TAKŻE PO POLSKU

TEXT AVAILABLE ALSO IN ENGLISH


El lunes, 24 de septiembre, en la mañana nos dirigimos a El-Yadida, situada en la parte occidental de Marruecos, en la costa del Océano Atlántico. Fue formada en el siglo XVI por los portugueses. Bajo su gobierno mantuvo hasta la segunda mitad del siglo XVIII. Los autobuses de Marrakech salen desde la estación principal de Bab Doukkala, a 20minutos de la plaza Jamaa el-Fna. Es mejor comprar un billete el día anterior o temprano en la mañana. Nos preferimos viajar en tren, un billete cuesta 114 dh.




El-Yadida

En una de las calles de Cité Portugaise
La estación está situada a las afueras de la ciudad, a unos 15 minutos a pie de la medina. Al centro van a menudo petit taxis.
En el centro hay más de una docena de hoteles, pero todos muy viejos y desgastados, no hay mucha elección, el estándar bajo del promedio. No es sorprendente, la ciudad es el lugar de descanso para los locales, los turistas no suelen venir aquí. Inmediatamente lo sentimos en la calle, despertamos el interés general.
Información turística (Delegación de Turismo) está situada en la Avenida de FAR. Personal amable y servicial.

Elegimos el Hotel deFrance en el mismo centro. Un edificio viejo, en ruinas, tan grande como un palacio, pero abandonado y oscuro. De las ventanas se extiende fabulosa vista al mar. Una ducha caliente, pero en el cuartode baño hay un poco de bichos. Probablemente somos los únicos turistas. En la misma planta duermen algunos trabajadores locales. En general, el lugar hacer una terrible impresión, y aunque pagamos pordos noches, nos vamos de aquí después de solo una.

En la calle pasamos sólo dos o tres personas blancas, los turistas no vienen a menudo aquí. Esto se demuestra en el comportamiento de los comerciantes locales y propietarios de restaurantes. Antes de las 18.30, cuando termina el día, no hay posibilidad de conseguir algo de comer. Entonces vamos a visitar la ciudad.
El centro de El-Jadida es uno de los mejor esejemplos de la arquitectura militar portuguesa. En el extremo norte dela ciudad está la medina, llamada Cite Portugaise (ciudad portuguesa), llamada el Patrimonio dela Humanidad por la UNESCO, rodeada de murallas y baluartes, con unas pocas iglesias abandonadas en pasillos estrechos.

Vale la pena visitar Cisterne Portugaise, Puerta Marítima (Bab el-Bahr) – la puerta original que conduce al puerto. Se puede subir la muralla y caminar alrededor de la fortaleza. Cerca de Bastion de San Sebastián hay una sinagoga restaurada. A la entrada de Cite Portugaise estála Iglesia de la Asunción, que hoy en día alberga un centro cultural. Está cerca de la Gran Mezquita.

Vista del puerto de El-Jadida
En la parte sur de la ciudad se extiende una nueva ciudad (ville nouvelle), donde hay más elegantes tiendas y restaurantes, pero no es la cosa por la cual venimos a Marruecos. ¡Lo mejor es saborear el clima local!

Ciudadela Kasbah del Oudaïa

Rabat

El martes,25 de septiembre, en la tarde nos dirigimos a Rabat. La capital del país, fundada en el siglo XII, situada en la costa atlántica, tiene una población de más de 1,5 millones de habitantes. El autobús tarda aproximadamente 3 horas. Llegamos justo después de las 19.00.

Información práctica
*La estación principal de autobuses se encuentra en la plaza Zerktouni, tres kilómetros al oeste de la ciudad. Se puede llegar aquí en autobús desde Bab el-Had (nos. 17, 30, 41 – un billete 3dh) o en petit taxi – 15dh.
*Información turística se encuentra en el barrio de Agdal, en la esquina de las calles Oued el Makhazine y Zellaka, tiene varios folletos.
*En Rabat no hay ningún problema con los hoteles. Incluso estos en la medina son bastante decentes, con baño y agua caliente, no caros.

Lugares de interés:
*Medinao ciudad vieja;
*Gran Mezquita – ¡ojo! Entrada sólo para los musulmanes;
*Ciudadela Kasbah del Oudaïa; a puerta principal – Bab Oudaïaes probablemente la más bella puerta del mundo árabe;
*Palacio real Dâr el-Mahkzen del siglo XVIII, se lo puede visitar sólo un día en el año, 11 deenero, así que nos podemos mirarlo desde lejos, y de hecho sólo las paredes, detrás de las cuales está oculto;
*Mausoleo de Mohammed V del 1971;
*Mezquita de Hasan –las ruinas del edificio almohade más ambicioso del siglo XII, con un minarete enorme (torre de Hasan), cerca del mausoleo de MohammedV ;
*En la nueva ciudad (ville nouvelle) la principal atracción son las paredes y las puertas almohades, ciudadela Chella (las ruinas más bellas de Marruecos) y excelente Museo Arqueológico.


Mausoleo de Mohammed V
En Rabat se puede sentarse en un café de la avenida Mohammed V o en un agradable parque Trianglo de Vue, donde hay un café y un colorido mercado de flores .El más baratos locales están situados dentro de la medina, sin embargo vale la pena recomendar estos situados en Bab Jadida.

En Rabat quedamos hasta el sábado, 29 de septiembre, por la mañana. Por la tarde abordaremos el tren a… Marrakech. Esta ciudad nos há encantado tanto, que decidimos volver allí por unos días (un billete cuesta 112 dh).

Tánger

Medina de Tánger, a fondo el edificio desierto del antiguo Teatro Cervantes
Desde Marrakech vamos en coche litera con aire acondicionado a Tánger en la costa norte (un billete cuesta 350 dh). Pasamos una noche aquí, para abordar el día siguiente un ferry a España.
Los trenes llegan a la nueva estación de Tanger Ville, en la parte oriental dela ciudad, a unos 3 km del puerto. El centro es fácilmente accesible en petit taxi. La ciudad no es nada interesante. Una playa grande quese extiende por millas, está sucia, tal como el mar. Tal vez seamejor en las vecindades de los complejos hoteleros, pero estamos muy cansados y decidimos de quedarnos en el casco antiguo.
No hay problema en encontrar aquí el alojamiento barato y buena comida en uno de los restaurantes.
En la tarde tenemos un tiempo para relajarnos durante el camino a lo largo del paseo marítimo, bellamente iluminado y lleno de árboles y arbustos bien cuidados porambos lados. Además, no hay nada másque hacer. Una vez la ciudad fue famosa por ser un lugar de juego y las drogas. Hoy en día es bastante soñoliento, pero probablemente por ser una ciudad portuaria aún tiene funciones varias, no necesariamente finhonestas.

La playa de Tánger
Transbordadores a España parten de costumbre con el retraso de una hora. En el puerto uno debe estar presente una hora antes de la hora oficial para cumplir con las formalidades. En las ventanas “depart” de la terminal se entrega a los pasajeros un permiso para entrar en el ferry y la ficha desalida. Hay que traerlo junto con el pasaporte a la oficina de la policía "visa de passe port"; aquí el estará sellado y entonces uno puede acercarse a la policía aduanera. El trayecto dura algo más de media hora (billete: 320 dh).
Navegando a España hay que recordar la diferencia de husos horarios. Al salir en la costa española, perdemos dos horas! 



Más:

Marruecos (2007), parte 1: Fez
Marruecos (2007), parte 2: Merzouga, Tinghir
Marruecos (2007), parte 3: Marrakech
Share:

0 komentarze:

Post a Comment